ECONOMÍA

¿Debe endeudarse el municipio?

Opiniones divididas ha generado el proyecto de endeudamiento por $31.000 millones que presentó la Alcaldía ante el Concejo Municipal y que busca modernizar el alumbrado público. Para algunos cabildantes no es necesario realizar un crédito tan grande para “cambiar bombillas”, cuando según ellos hay otras necesidades más apremiantes.
1/1
¿Debe endeudarse el municipio?
Hay concejales que argumentan que no justifica endeudar al municipio para financiar la modernización del alumbrado público.

Una discusión bastante nutrida y controversial se desarrolló ayer en el Concejo de Neiva frente al proyecto de endeudamiento por $31.000 millones que solicitó la Alcaldía de Neiva, para realizar la modernización del alumbrado público de la ciudad.

Las opiniones están divididas pues hay quienes ven este proyecto con relevancia y señalan que debe dársele prioridad, mientras que otros aseguran que no justifica endeudar al municipio en tal magnitud para modernizar las 24.000 luminarias que tiene Neiva. Específicamente, aseguran que hay otras opciones de financiación.

“Los cabildantes tienen varias opiniones, en principio unos defienden la necesidad de que a Neiva y al señor alcalde se le otorguen los $31.000 millones, partiendo de la base de que eso ayudaría abaratar los costos de alumbrado público, en segundo lugar pues se modernizaría y tercero, la ciudad empezaría a coger el rumbo de una ciudad de acorde a los procesos que se requieren para el desarrollo de una ciudad sostenible”, dijo el concejal Ricardo Vega.

Y agregó, “por otro lado hay un grupo de concejales que está en desacuerdo, porque ven la inconveniencia de endeudar al municipio, cuando hay unos recursos que se pueden recuperar a través de Diselecsa, pero una de las grandes preguntas que uno se formula es si esos recursos llegarán de manera oportuna para poder llevar  a cabo este proceso”.

Lo que debe Diselecsa

Luego de que desapareciera la nefasta concesión de alumbrado que tuvo Neiva por 20 años Dicelecsa, y con base a un fallo del Consejo de Estado a favor del municipio, la entidad le quedó adeudando $12.000 millones que hoy sumando intereses y demás, suman más de $57.000 millones, como lo explicó el abogado Ferney Ducuara durante su intervención en el debate.

Como alternativa, propuso que el Municipio inicie ya un proceso de embargo de bienes, propiedades, cuentas y contratos de la Unión Temporal Dicelecsa, que tuvo la concesión de alumbrado 20 años. “El valor inicial fue de $12.000 millones, pero liquidado a 31 de diciembre de 2018 suma $57.000 millones. Con esos recursos modernizamos, expandimos el servicio y se puede reducir el pago del servicio a los usuarios, porque esa plata es de todos los neivanos”, concluyó Ducuara.

Así las cosas, varios concejales como Juan Carlos Ramón, piensan que el crédito que pretende usar el municipio para modernizar el alumbrado, se puede usar en otras obras más importantes para Neiva.

“Me refiero a la PTAR que tiene que hacer la ciudad. Si tiene todas esas cosas por hacer, pero hay alguien en su casa que insiste en que tiene que cambiar las bombillas porque eso es lo importante, pues está mal asesorado, que creo que es lo que está haciendo el Alcalde. Un crédito por $30.000 millones, prestar toda la capacidad de endeudamiento que tiene el municipio en este momento, para invertirlo solo en cambiar las bombillas me parece que es un error, cuando hay otros esquemas de financiamiento que tiene el municipio, yo soy amigo de la empresa mixta que se propuso al principio, fui favorable a esa iniciativa y creo que el gobierno debe insistir en un modelo de esos”, puntualizó el concejal Juan Carlos Ramón.

 

 

 

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba