COLUMNISTAS

De regreso al pasado

De regreso al pasado
1/1
De regreso al pasado

Por: Francisco José García Lara.

No es un simple “deja vu”, es mucho más, el gobierno del presidente Duque está haciendo lo necesario por devolvernos al pasado, por eso ha relanzado un programa para tener un millón de informantes.

Con los mencionados soplones y la autorización para portar armas, pasaremos gradualmente a unas nuevas Convivir y así sucesivamente hasta que retornemos a la denominada “seguridad democrática”, la misma de los asesinatos de estado mal llamados “falsos positivos”.

Pretenden meternos en la cabeza la idea de que seguimos en guerra y generarnos miedo para que creamos necesario “refundar la patria”, sin importar que para hacerlo se tenga que pasar por encima de los derechos humanos y civiles de los colombianos, descalificando de pasada a todo aquel que se oponga a sus absurdas intenciones, llamándolo simpatizante de los subversivos.

Así mismo, harán lo posible por no cumplir el acuerdo de paz con las FARC, pues hacerlo implica entre otras cosas devolver la tierra a quienes fueron despojados de esta por los actores del conflicto, y eso es meterse en las más profundas convicciones de los seguidores del centro democrático, en donde abundan quienes se apropiaron ilegalmente de tierras aprovechándose de la guerra.

Mientras esto sucede, los medios de comunicación están muy ocupados distrayendo la atención hacia Venezuela, en donde sin duda alguna suceden cosas muy graves pero no muy lejanas de lo que en nuestro propio territorio acontece, basta con sumar el número de líderes sociales asesinados para entender que la cifra de muertos en las protestas del vecino país es significativamente menor.

Esa es la propuesta principal, mejor única, de este gobierno que no tiene programa alguno diferente a la seguridad democrática, pues brillan por su ausencia grandes ideas o propuestas para hacer cambios profundos en Colombia, son solo cosas menores, puntuales, coyunturales, de tal modo que sigamos echándonos el cuento que estamos en guerra y que hay que hacer lo que sea para impedir que unos grupos, con pocas posibilidades de hacerlo, alcancen el poder mediante las armas.

Después de la desmovilización de las FARC y sus incuestionables resultados creíamos que el estado debía dedicarse a otras cosas primordiales como por ejemplo combatir la desigualdad y la pobreza, pero es que abundan los que añoran la guerra, que no pueden vivir sin ella, para lo cual cuentan con otros que siguen creyendo en esa trágica comedia que nuevamente nos quieren vender.

Al margen: debemos firmar masivamente la comunicación de la creativa iniciativa de Daniel Samper Ospina para que Duque se posesione.

garcia.francisco@javeriana.edu.co

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba