ALDETALLE

Temporada invernal dispara alarmas en el Huila

Municipios en el sur del departamento principales afectados por la ola invernal que amenaza con intensificarse en Semana Santa.
1/1
Temporada invernal dispara alarmas en el Huila
En algunos sectores de la zona rural de San Agustín las fuertes lluvias han dejado las vías casi intransitables.

Cecilia González Villa

ceciliagonzalez@lanacion.com.co

Pasada por agua, así estará la Semana Santa que comienza desde hoy sábado para muchos.

Según el Ideam, por estos días esta primera temporada lluviosa del año que se vive en casi todo el territorio nacional arreciará. Es decir, que si está pensando en viajar a tomarse unos días de descanso por cuenta de la Semana Mayor, sepa que la temporada invernal puede terminar de empeorar en los próximos días.

El más reciente documento del Ideam señala que la acentuación de las lluvias en gran parte de las regiones del país tiene una causa. Lo que ocurre es que se está presentando una reactivación de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT).

El fenómeno además viene acompañado de ingreso de humedad que proviene de la Amazonía brasilera. En ese orden de ideas, las regiones del país que más s volúmenes están recibiendo son las que corresponden al Caribe, la Andina, Pacífica y Amazónica.

¿Lluvias mil?

Se estima que el fenómeno se dará mayormente entre los días miércoles y sábado próximos, es decir, en plena celebración de los actos religiosos.

Para esta Semana Santa se espera nubosidad, sobretodo en horas de la mañana que podrían  terminar en lluvias ligeras en las zonas del departamento del Huila, así como en Antioquia, sur de Santander, centro-oriente de Boyacá, Cundinamarca, y oriente del Cauca y Nariño.

Asimismo, durante horas de la tarde se esperan precipitaciones o lluvias fuertes que podrían llegar acompañadas, en algunos sectores por tormentas eléctricas, principalmente en el centro y sur de la región andina.

Ya en horas de la noche, el Ideam sostiene que no se descarta la posibilidad de que se registren aguaceros que podrían ser moderados y también fuertes en algunos sectores del centro y norte del área andina.

También en la región amazónica donde se encuentran departamentos como Caquetá y el occidente del Putumayo, Guainía, Guaviare, Vaupés, y Amazonas se esperan lluvias entre moderadas y fuertes durante las horas de la madrugada, la tarde y la noche. Pero allí también podría haber crecientes súbitas.

En alerta

Ante esta advertencia del Indeam, las autoridades en el departamento del Huila han declarado la alerta amarilla debido a que se encuentra en plena temporada de lluvias.

Y es que si bien las lluvias apenas están llegando a algunas localidades del departamento, la Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila  reportó que al menos por ahora son 13 los municipios afectados.

En ese sentido, los municipios han recibido instrucciones para mantener activos los planes de contingencia precisamente con el objetivo de atender posibles eventos inesperados como crecientes súbitas y deslizamientos provocados por las lluvias que podrían incrementarse en los próximos días.

A su turno, el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres decidió que dadas las condiciones actuales con la primera temporada de lluvias del año, la alerta amarilla se mantiene.

Entre  tanto, el Ideam declaró la alerta amarilla por deslizamientos en el municipio de Pitalito y naranja por la misma causa en San Agustín.

Isabel Hernández, directora de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Desastres del Departamento, precisó que como consecuencia de las lluvias desde  el pasado 15 de marzo se tiene reportes de 20 eventos naturales en 13 municipios del Huila.

Estos fenómenos tienen que ver con deslizamientos de tierra, vendavales, caídas de roca y crecientes súbitas.

Los municipios que han resultado afectados hasta ahora son  Neiva, La Argentina, Palermo, Paicol, La Plata, Oporapa, Nátaga, Tarqui, Gigante, Isnos, Pitalito, San Agustín y Acevedo. En pérdidas humanas dos personas murieron por caída de roca en la comuna Nueve de Neiva, cinco más heridas, y 133 familias damnificadas.

Además una vivienda resultó destruida, y otras  122 presentan daños así como 13 vías  en distintas zonas del departamento.

Especial atención

Pero el Ideam ha advertido que debido a esta temporada de lluvias ya se ha declarado la alerta naranja en varios municipios del Huila como Aipe, Colombia, Neiva y San Agustín. En esas localidades se presenta inminente riesgo de deslizamientos de tierra.

Por su parte, hay alerta amarilla Y en alerta amarilla los municipios de Altamira, Guadalupe, La Plata, Pitalito, Saladoblanco, Suaza y Tarqui.

Hernández ha dicho que en donde se mantiene la alerta blanca es en las centrales hidroeléctricas de Betania y El Quimbo. Es decir que hasta el momento no representan riesgo alguno para la población ubicada aguas abajo.

Pero en el sur del departamento los municipios de San Agustín y Pitalito se encuentran en especial observación pues allí las lluvias de los últimos días han provocado continuos  deslizamientos, principalmente en zonas rurales.

Alcalde de San Agustín Ever Bolaños aseguró que en su municipio se ha venido adelantando trabajos de despeje de derrumbes desde hace dos semanas, con máquinas proporcionadas por la Gobernación. Las labores podrían continuar la próxima semana.

En San Agustín hay un poco más de 86 veredas, según el alcalde Bolaños, quien precisó que se está adelantando barridos por cada una de ellas para establecer cuáles son las más vulnerables.

Familias afectadas

Hasta el momento se tiene registro de 400 familias afectadas por la ola invernal y por lo pronto el objetivo es levantar algunos muros de contención en los sitios más preocupantes, según el alcalde Bolaños. Solo en una vereda se han removido cuatro derrumbes en las últimas horas.

“Estamos montando dos proyectos pero primero hay que hacer estudios de suelo y diseños para un muro de contención pero espero a finales de este mes tener ya los dos. Uno es un puente por valor de $300 millones que en la ola pasada se afectó  y no funcionó. El muro de contención es por $200 millones”, explicó el alcalde de San Agustín, Ever Bolaños.

Dijo el mandatario local que especialmente han resultado afectadas zonas rurales como el del sector de Los Cauchos, La Argelia y Platanares donde se tiene noticia de al menos siete deslizamientos.

Con este panorama, el alcalde Bolaños sostiene que aunque sea Semana Santa, no habrá vacaciones para nadie que tenga que ver con gestión del riesgo ni con el manejo de maquinaria puesto que los deslizamientos no pueden esperar.

En el municipio de Pitalito, donde el Ideam mantiene la alerta amarilla por deslizamientos, también se han presentado algunas emergencias, tanto en la zona urbana como en la rural.

El Cuerpo de Bomberos de la capital laboyana atendió el fin de semana pasado varios eventos en el casco urbano donde las lluvias causaron inundación de vías y nueve viviendas resultaron afectadas con daños mínimos.

Mientras tanto, en algunos sectores rurales se registró el desbordamiento de ocho caños cuyas aguas lograron generar emergencias en varias casas.

Así las cosas, Isabel Hernández, directora de la Oficina para la Gestión del Riesgo y Desastres del Departamento hizo hincapié en que tanto autoridades como  los habitantes de zonas vulnerables deben estar atentos para evitar eventuales hechos que puedan poner en peligro a las comunidades.

Mejor estar alertas

Estas son algunas de las recomendaciones que las autoridades están haciendo a la comunidad.

-Tenga previsto un lugar seguro donde pueda alojarse en caso de inundación y establezca los preparativos por si necesita abandonar su casa durante una inundación.

-Conozca la señal de alarma para evacuación establecida en su comunidad. Si no existe, acuerde con sus vecinos un sistema con pitos o campanas que todos reconozcan para avisar en su vecindario el peligro inminente de una crecida.

-Mantenga listo un kit de emergencia con agua potable, una maleta con ropa, radio, linterna, pilas, botiquín de primeros auxilios y una cuerda.

-Revise, ajuste, cambie o limpie los techos, canales, canaletas y alcantarillados para evitar inundaciones en sus viviendas.

-Ante inundaciones lentas guarde objetos valiosos en lugares altos para protegerlos del agua. Igualmente, desconecte la corriente eléctrica para evitar cortos en los tomas de energía.

-Ante posibles vendavales, asegure muy bien el techo, tejas y láminas de zinc y en general objetos que puedan ser arrastrados por la fuerza de los vientos.

-Si observa represamientos, evacue y advierta a sus vecinos, a los organismos de socorro, Alcaldía, Servicio de Salud. Una disminución en el caudal del río puede significar que aguas arriba se esté formando un represamiento, lo cual puede producir una posible avalancha o inundación repentina.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba