SUR COLOMBIANO

Inmigrantes venezolanos en el Huila, mucho por hacer

Se cree que unos 4 mil inmigrantes venezolanos han llegado a radicarse en el departamento del Huila en los últimos tres años. La problemática empieza a desbordar la capacidad institucional de ciudades como Neiva sobre todo en materia de salud.
1/1
Inmigrantes venezolanos en el Huila, mucho por hacer
El de los ciudadanos venezolanos, un problema que supera la esfera de la capacidad institucional del Municipio de Neiva.

A propósito del rechazable asesinato en Neiva del estilista e integrante de la comunidad lgbt Handerson Wilmer Solórzano Romero, conocido como Kassandra, ocurrido el pasado 7 de abril y en el que podrían estar involucrados dos ciudadanos de nacionalidad venezolana, las autoridades de Policía y locales mostraron un panorama general de la situación de estos inmigrantes en el departamento del Huila.

El censo de venezolanos del 2018, arrojó un aproximado de 2000 personas inmigrantes del vecino país que han llegado a residenciarse en el departamento del Huila, sin embargo, no hay una cifra exacta que revele en realidad cuántos ciudadanos venezolanos son en territorio huilense. Migración Colombia proyecta que el sub registro puede ser el doble de esta cifra.

Policía Huila reporta que en el 2008 hubo solo 3 capturas de ciudadanos venezolanos, y en lo corrido del 2019 ya el número de capturas va en 4.

Por su parte la Policía Metropolitana de Neiva, le reportó a la Personería Municipal que cuatro venezolanos han estado involucrados en hechos delictivos en lo que va corrido del año. Y durante todo el 2018 reportó un total de 10 capturas y aprehensiones, de estas, 6 por hurto a entidades comerciales, 2 por el delito de receptación, 1 por daño en bien ajeno, y 1 por el delito de violencia intrafamiliar.

Según el coronel Livio Germán Castillo Villareal, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, en lo que va del 2019 solo se tiene en el sistema de información de la Fiscalía General de la Nación para el Sistema Penal Oral Acusatorio SPOA una noticia criminal de un venezolano por porte y tráfico de estupefacientes. Indicó que en el caso de homicidio de Handerson Wilmer Solórzano Romero ‘Kassandra’ la investigación es adelantada por el CTI de la Fiscalía.

De acuerdo a los anteriores datos, se puede evidenciar que no es una generalidad y que el número de ciudadanos venezolanos vinculados a actividades ilícitas en el Huila es reducido. La problemática se centra en que la mayoría de esta población está en la informalidad laboral e incluso en la mendicidad, varios se ven obligados a pedir en los semáforos y acudir a la solidaridad de los opitas.

 

Desprotección

Una de las actividades en las que están cayendo las mujeres venezolanas es la prostitución. De acuerdo a información de la Secretaría de la Mujer, Equidad e Inclusión de Neiva hay un número preocupante de mujeres vinculadas a la actividad de la prostitución, pero además en unas condiciones de desprotección. Algunas de estas mujeres han sido víctimas de violencia pero por su condición de irregularidad y falta de información no han accedido a denunciar.

Laura Alexandra Méndez, personera delegada para Derechos Humanos del Municipio de Neiva, menciona que se están dando muchos embarazos en esta población y que las afectaciones más graves la tienen las madres gestantes venezolanas que solamente tienen acceso a atención en salud en urgencias.

“Se tiene registro que de las aproximadamente 100 atenciones que tuvo el Hospital Universitario ‘Hernando Moncaleano’ el año anterior, la gran mayoría eran de madres gestantes, que solo llegan a acceder al servicio en el momento de la urgencia del parto”, mencionó la funcionaria.

Agregó que las mujeres no tienen atención a controles prenatales ni de planificación familiar, y los bebes a controles pediátricos ni tampoco de desarrollo y crecimiento.

Es compleja la situación de informalidad, pues la mayoría no tienen los permisos de permanencia en territorio colombiano, y por lo tanto no les es permitido trabajar de manera legal y tampoco estar afiliados al Sisbén.

 

Barrera para el acceso a la salud

Una gran barrera a la que se enfrentan los ciudadanos venezolanos que ingresaron de manera irregular a territorio colombiano es a la del Sisbén, que los coloca en condición de desprotección en su derecho a la salud.

Por tal razón afrontan situaciones complicadas. Como el caso del hombre venezolano que tenía tuberculosis y vivía en una sola habitación junto con otras siete personas, entre ellos un bebé de solo tres meses de nacido.

En la base de datos de la población venezolana más reciente que maneja la Personería de Neiva, se registra 4 eventos de violencia de género e intrafamiliar; 1 evento confirmado de dengue; 2 eventos de hepatitis A; 2 eventos de sífilis gestacional los cuales ocurrieron en Venezuela, según el registro de procedencia de los eventos pero fueron recibidos y notificados en Neiva, su actual residencia; 2 eventos de varicela; 2 eventos confirmados de VIH/SIDA; 1 evento confirmado de cáncer en menor de 18 años; 1 evento confirmado de intento de suicidio; 1 evento conformado de intoxicación; 2 eventos de agresiones de animales potencialmente transmisores de rabia; 1 evento de leptospirosis, también conocida como enfermedad de Weil o ictericia de Weill,​ una enfermedad zoonótica bacteriana; 1 evento de malaria ocurrido en Venezuela según el registro de procedencia del evento, pero fue recibido y notificado en Neiva, su actual residencia; 1 evento confirmado de mortalidad perinatal y neonatal tardía; y 1 caso confirmado de lesión de causa externa.

En cuanto a la población venezolana que se encuentra laborando y realiza pagos de seguridad social al sistema de EPS contributivo, hay un total de solo 137 personas. De estas, 1 lo hace a Comfamiliar EPS, 40 a Sanitas EPS, 5 a Coomeva EPS, 68 a Nueva EPS y 23 a Medimás EPS.

Y la población sin capacidad de pago, debidamente legalizada, solo hay un total de 24 personas; 18 a Comfamiliar EPS, 1 a Sanitas EPS y 5 a Medimás EPS.

 

Otras dificultades

Ciudadanos venezolanos han tenido igualmente dificultades con la Registraduría al momento de registrar los recién nacidos, indicando que en el registro no les dan la nacionalidad colombiana. En algunos casos se ha negado a registrar los menores. Los inmigrantes han tenido que recurrir con apoyo de la Personería a las acciones de tutela para lograr los registros civiles de los menores, que le son de utilidad para la atención en salud.

En cuanto a la educación, se confirma que sí están recibiendo la atención necesaria, de acuerdo a la circular del Ministerio de Educación en donde dice que bajo ninguna circunstancia, así no tengan los documentos, no se les podrá negar a los niños el acceso a la educación. Los pequeños venezolanos tan solo se someten a un examen académico para determinar qué año escolar deben iniciar.

Para la personera delegada para Derechos Humanos del Municipio de Neiva, el crecimiento de esta problemática obliga a las entidades a articular esfuerzos para lograr atenderles a los ciudadanos venezolanos sus necesidades básicas así como brindarle oportunidades laborales, que se deriva del permiso especial de permanencia.

No es fácil obtenerlo, y deben acreditar unas situaciones especiales. Lo ideal es acercarse a Migración Colombia donde les estragan toda la información necesaria para tramitar sus permisos, sobre todo si tienen a cargo menores de edad. El gran temor de algunos inmigrantes es que les genere una deportación inmediata, sin embargo Migración ha mostrado ser una de las instituciones más flexibles.

La Personera delegada Laura Alexandra Méndez asegura que es necesario realizar un nuevo censo, así como que la Administración Municipal adopte el Conpes de política pública para la población venezolana que expidió el año pasado el Gobierno Nacional. “Este Conpes da unas recomendaciones para la atención integral a la población venezolana, al igual que medidas en salud, educación. Así se podrán articular las intervenciones de las diferentes entidades que los atienden, como la ESE Carmen Emilia Ospina y el Hospital Universitario”, menciona.

 

En Pitalito no registran casos de relevancia

En el municipio de Pitalito hay presencia de ciudadanos venezolanos de acuerdo al censo liderado por la Unidad Nacional de Riesgo, en el que se registraron solo 459 personas de las cuales 165 son hombres, 151 son mujeres y 143 niños. Sin embargo, de acuerdo al secretario de Gobierno de Pitalito, José Ricardo Cruz Carvajal, se han identificado un número superior, de alrededor de las 1000 personas que se encuentran viviendo en ese municipio.

“No tenemos aquí ningún tipo de albergue destinado a la población venezolana, ellos han llegado a ubicarse de manera individual, pero no hay venezolanos que se encuentren en donde esté en riesgo su vida. Tenemos un habitante de calle de procedencia venezolana, sin embargo tenemos que decir que las condiciones de esta población son buenas en el municipio de Pitalito, muchos de ellos, especialmente los que se encuentran con su permanencia legal, se encuentran laborando en algunas empresas del comercio y otros en fincas cafeteras que es donde más han conseguido ubicarse”, menciona el Secretario.

Indica que son escasos los problemas de inseguridad con esta población. “Conocemos y tenemos identificados dos casos donde han estado involucrados personas de esta nacionalidad, uno tiene que ver con un señor que fue atacado violentamente por un venezolano en un barrio de la comuna 1 de Pitalito, pero en términos generales tenemos que decir que el comportamiento es bueno”.

Finalmente indicó el Secretario que se han adelantado ya dos intervenciones con Migración Colombia coordinadas a través de la Secretaría de Gobierno y la Policía Nacional. “Con ello mantenemos permanentemente haciendo un monitoreo a esta población, y esperando que se normalice la situación del país vecino para que ellos puedan retornar seguramente a su nación”.

Comentarios

Comenta con tú facebook

 Continúa Leyendo


Powered by
Arriba