COLUMNISTAS

¿Y si cambiamos las estrategias?

¿Y si cambiamos las estrategias?
1/1
¿Y si cambiamos las estrategias?

Por: Francisco José García Lara.

Hace más de 30 años venimos usando estrategias para combatir los cultivos ilícitos, fumigamos con glifosato o erradicamos manualmente sin buenos resultados pues no hemos logrado reducir el número de hectáreas sembradas.

El narcotráfico ha generado violencia en Colombia a través de la financiación de grupos al margen de la ley, ha sido nefasto para el medio ambiente y se ha constituido en una la mala influencia para nuestros jóvenes llevándolos a creer en el dinero fácil, eso por si solo debiese ser suficiente para comprender que el cultivo y comercio de drogas ilícitas es uno de nuestros principales problemas,

Sin embargo seguimos culpando a todo el mundo y solo cuando nos regañan desde la potencia del norte por los pobres resultados nos indignamos por un tiempo, les recordamos los muertos y todo el sufrimiento que hemos padecido, pero se nos pasa rápido y volvemos a lo mismo, es decir hacemos caso, retornando a la fumigación y a la erradicación a como dé lugar.

Dejamos por consiguiente de lado que una cosa son los campesinos que cultivan coca como única manera de sustento, los cuales reciben ingresos a duras penas para sobrevivir, y otra muy diferente son aquellos que están dedicados a negocio del narcotráfico, que son quienes se lucran de manera descomunal con el negocio. A los primeros no les ofrecemos alternativas como apoyarlos técnica y económicamente para permitirles subsistir de otra manera. A los segundos, los extraditamos cuando logramos echarles mano.

Adicionalmente nos negamos rotundamente a solucionar los problemas del campo colombiano, pues quienes nos gobiernan siguen convencidos que los grandes capitales deben ser los dueños de la tierra y darle empleo a los campesinos para que garanticen el sustento, sin restituirles las tierras que les fueron despojadas por grupos al margen de la ley, ni considerar que para devolver esas tierras basta con usar las leyes que existen, las cuales quedaron adecuadamente aplicadas en el acuerdo de paz con las FARC.

No obstante lo comprobadamente ineficientes no se van a utilizar otras estrategias, simplemente porque al presidente Duque y al partido de gobierno no les conviene hacerlo ya que tienen el respaldo de quienes se enriquecen con el campo, así como de los que usurparon la tierra y hoy se pregonan como poseedores de buena fe.

No es necesario ser un genio para comprender que este gobierno seguirá en las mismas, ya que prefiere que lo regañen a perder el apoyo de quienes lo financiaron y respaldaron para llegar al poder.

garcia.francisco@javeriana.edu.co

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba