COLUMNISTAS

Ventana médica                                                                                                 Ambulancias asesinas

Ventana médica                                                                                                 Ambulancias asesinas
1/1
Ventana médica                                                                                                  Ambulancias asesinas

Jorge Luis Salcedo Restrepo

Hoy tocaré este tema de las ambulancias y otro. La semana anterior en la vía hacia Neiva, viniendo del sur a la altura de la curva adelante del río arenoso, súbitamente se me vino encima, a una velocidad extraordinaria, una ambulancia tratando de pasar en línea doble a una tractomula.

Yo iba con luces encendidas a pesar de ser de día. Afortunadamente no conduzco a más de 80 Km e iba a 60 Km por hora, lo cual me dio margen para salirme totalmente de la carretera y evitar una colisión, lo que hubiera sido mortal si yo hubiese ido a más alta velocidad.

De todas maneras y como después de este susto ya llevo más de 3 en la misma vía con ambulancias, quiero pedirle a la Secretaría de Tránsito y Transporte y a la Secretaría de Salud el favor de que lleguen a un acuerdo en el cual se haga respetar la vida de los pacientes transportados, y, a su vez respeten a los conductores que no tiene porqué ser adivinos, por más de  que lo que se le venga a uno encima, traiga luces de colores y sirenas (que muchas veces no se escuchan por llevar los vidrios en alto por el aire acondicionado y por la música, o, sonido de los radios internos). Lo otro que se debe mantener es el respeto por reducir la velocidad en donde existen “reductores”,  pues las ambulancias pasan por encima sin pensar en que la vibración ocasiona dolor a los heridos. Además por algo se pusieron reductores, no fue para gastar dinero por gastarlo, o sino más bien, que sean retirados sino van a cumplir ningún objetivo para ambulancias y motos.

Ahora tocando otro tema de actualidad me preocupa Bogotá, ciudad que me vio nacer pero que no ha podido progresar desde el alcalde Mazuera, o sea, más de 60 años sin evolución por culpa de la politiquería.

Ni siquiera Mockus le pudo poner orden, Petro no hizo sino politiquería barata, Garzón fue un fraude de izquierda, Moreno un ladrón, Peñalosa un evolucionario sin que lo dejen evolucionar por politización de los jueces a los cuales se les dio por parar todas las obras que tratara de impulsar.

Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Valledupar, Neiva (en menor grado) han tenido continuidad en las obras que inician los alcaldes; pero Bogotá está dividida entre la politiquería de Petro  que quiere frenar y el alcalde que quiere innovar crear y dejarle algo bonito a la ciudad capital Sólo falta que llegue un candidato a frenar el metro y hacerlo, o. diseñarlo en zigzag.

Si no hay continuidad Bogotá se irá al precipicio.

Aruz2050@yahoo.com.co

 

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba