INVESTIGACIÓN

‘Consultas anti mineras no están prohibidas’

Antes de su retiro del cargo, el magistrado huilense Alberto Yepes Barreiro,  anticipó un rápido balance de lo que representó su paso por el Consejo de Estado.
1/4
‘Consultas anti mineras no están prohibidas’
Lucy Jeannette Bermúdez, Alberto Yepes y Elizabeth García, ex consejera de la Comisión Primera, amigos entrañables.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

Convencido de la urgente necesidad de reforma el actual sistema electoral colombiano y darle jerarquía al derecho de los electores más que al derecho de los elegidos, el magistrado huilense, Alberto Yepes Barreiro, anticipó su apretado balance, antes de su retiro del alto cargo. Y destacó una sentida exaltación que le hizo la presidente Lucy Jeannette Bermúdez, su “entrañable amiga”.

Aunque su nombre comenzó a ‘sonar’ para futuros cargos, no quiso anticiparse. Tampoco su posición frente a los ataques desde el Gobierno contra las altas cortes.

En cambio, se refirió a la curul de Mockus, habló de Petro y abordó otros temas como la revisión de las elecciones internas en las universidades, y un tema polémico sobre las consultas antimineras que se han ido desmoronando.

En su criterio,  las consultas populares son una expresión de la democracia y deben imperar. Otra cosa son las competencias, aspecto que hoy se examinará en unos de los talleres.

-¿Qué significó su paso por el Consejo de Estado?

Estos han sido los días más felices de mi vida. Después de mis dos hijos, el paso por el Consejo de Estado ha sido la culminación de un sueño. El haber ´podido aportarle toda mi formación  académica  y mis conocimientos ha sido un experiencia única.  Como persona ha sido la realización de mi vida personal y académica.

-¿Qué sigue?

Por ahora vamos a descansar unos dos o cuatro meses. Una especie de año sabático, usted sabe que quedan unas inhabilidades para poder ocupar cargos y además para ejercer la profesión ante el Consejo de Estado.

-¿Esa mención a las inhabilidades, significa que sale con aspiraciones?

No, simplemente que es para el ejercicio profesional, hay una inhabilidad de un año dentro del mismo Consejo de Estado  y con una línea que nosotros marcamos que es evitar el “yo te elijo, tú me eliges”.

-¿Pero en algunos medios se rumora que podría ser un candidato para la Procuraduría General?

Eso el tiempo lo dirá. A eso no hay que ponerle ningún misterio a ese tipo de cosas. Por ahora, voy a ejercer mi año sabático y luego sí seré opinador del país para mejorar, ese es mi propósito.

-¿Cuál fue su principal aporte?

Lo más relevante hacer la diferencia entre el derecho electoral y el derecho administrativo. Demostrar que los principios que orientan el derecho electoral no pueden ser los mismos que orientan el derecho administrativo. Darle una especificidad y una identidad propia al derecho electoral para que por ejemplo se considerara como lo hizo la Corte Constitucional y como lo viene haciendo el Consejo de Estado que es más importante hacer prevalecer la democracia, la representación, el derecho de los electores por encima del derecho de los elegidos. Que las inhabilidades son objetivas, que no pueden subjetivizarse, que el proceso de investidura  es un proceso sancionatorio, que la suspensión provisional constituye un fallo anticipado para que no se cause un daño a la democracia y rápidamente se pueda resarcir la representación de los electores en una alcaldía, en una gobernación, creo que eso ha sido lo más importante.

-¿Debe revisarse el sistema electoral?

El derecho electoral debe ser un derecho previo, por eso se ha propuesto la creación de un ente que puede ser dentro del mismo Consejo de Estado o fuera de él, una sala electoral que previamente le diga a los ciudadanos si están habilitados o no para aspirar a un cargo público y no suceda lo        que sucede hoy que unas entidades, dada la estructura del sistema electoral dicen que no están inhabilitados y luego la Sección Quinta dice que no están, no puede haber dos entidades contradiciéndose porque eso van detrimento de la estabilidad democrática y la institucionalidad. Por eso debe ser previo. Y esa fue una de las recomendaciones que propuso la Misión Electoral.

-¿Cómo funcionará la doble instancia en estos casos?

Y está operando. Ese fue un logro de la Ley 1881 y hay unas salas especiales de decisión de primera instancia y luego van a la Sala Plena del Consejo de Estado sin los magistrados que tomaron la decisión.

-¿Esas revisiones son retroactivas?

No, rigen hacia el futuro. Hay un fallo de la Corte Constitucional aun lo conozco, sobre la doble instancia en materia sancionatoria, No le puedo responder porque no lo conozco vamos a ver que dice sobre las personas que tuvieron una única instancia.

-¿Qué quedó de la Misión Electoral de la que usted hizo parte?
Fue una de las mejores experiencias de mi vida, Participar en una misión para recomendar los cambios en el sistema electoral  colombiano y propiciar la participación política de todos los colombianos, incluyendo a los alzados en armas. Lamentablemente no fueron presentadas al Congreso por el Gobierno Santos  y se presentó una reforma muy tibia y muy particular, muy circunstancial para el momento, pero creo que ya es hora de que en Colombia se aborde el estudio serio que se necesita para fortalecer nuestra democracia a través de un sistema jurídico electoral que hoy no existe porque no hay coherencia, no hay una jerarquía normativa, no hay una unidad que generan una desinstitucionalización y una inseguridad jurídica que no permiten ejercer a cabalidad esos derechos.

-¿Ese criterio, primó en el caso Petro?

Hemos tratado de darle autonomía al derecho electoral y en ese orden le hemos dado relevancia al derecho a la participación de los ciudadanos de elegir y ser elegidos y en esa ponderación es que se mueve el derecho electoral naturalmente para proteger el último fin que es la representación y el sistema democrático.

-¿Mockus puede salvar su curul?

Sobre ese tema no me puedo pronunciar.

-¿Sin embargo, ese derecho a la participación se desvirtúa en el caso de las consultas anti mineras?

La Corte Constitucional, digamos, tomó partido sobre esto y llegó a la conclusión de lo que yo había manifestado, que debe haber una ponderación entre los derechos de los ciudadanos, lo que ellos deciden sobre su territorio y la explotación de carácter minero y de otro lado las competencias que tiene la nación frente a los municipios con relación a la estabilidad económica, democrática y que en eso, se haga la ponderación de la nación y los entes territoriales, para decidir si se puede o no, en un momento dado.

-¿Quedaron prohibidas?

No se trata de prohibir unas manifestaciones de la expresión de la voluntad popular, sino de conciliarlas con los momentos históricos que vive el país para que ningún sector salga lesionado.

-¿Qué pasa con la autonomía en la organización del territorio?

Actualmente lo está decidiendo la Corte Constitucional. Realmente no es competencia del Consejo de Estado sino de la Corte Constitucional.

-¿Es decir, en su criterio, se pueden salvar las consultas antimineras?

Yo creo que las consultas populares son una expresión de la democracia y son las que deben imperar. Pero cuando se enfrentan con otro tipo de intereses, hay que ver lo particular y lo concreto.

-¿Pero qué pasa con los acuerdos verdes que fueron anulados?

Esos acuerdos municipales tienen cada vez más el control del Consejo de Estado  a través de las acciones de nulidad, allí, digamos, pues si bien hay unos derechos fundamentales, también se tienen que estudiar otros factores.

-¿Siente que estamos regresando al pasado con los ataques desde el gobierno a las altas cortes?

Porque no me deja salir y hablamos, yo salgo en dos semanas  y entonces le respondo, porque estamos pendientes de decir algunos temas y no quiero tener alguna recusación y por eso no puedo emitir opiniones previas sobre asuntos de ésta índole.

¿Cuándo se retira?

El 6 de junio, es decir, dentro de diez días. Solo entonces podré hablar, porque, hay que opinar sobre todo lo que está pasando.

-¿Otro tema general, las universidades públicas deben revisar sus sistemas electorales?

Le responde, como tema general, porque usted busca otra respuesta. Como opinión general, yo le digo que sí, que claro, que debe replantearse. Muchas cosas de la educación colombiana tienen que replantearse y dentro de ellos, eso, que es muy importante porque se han politizado realmente. Y eso no es bueno para la educación superior.

-Pero ¿ya hay puntadas en ese sentido?

No se por parte del Ministerio de Educación porque hay que respetar la autonomía universitaria, debe haber una reforma constitucional, no para quitarle autonomía a las universidades pero si para enmarcar que la dirección de estas universidades sea muy interna, muy especificada. Tiene que tener una relación muy especial.

¿Misión cumplida?

Totalmente y con mucha satisfacción. Nunca pensé que todo el Consejo de Estado tuviera la generosidad de rendirme este homenaje. Para mí es un honor que quiero compartir con el Huila.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba