COLUMNISTAS

Seleccionando ando

Seleccionando ando
1/1
Seleccionando ando

Oscar Alvis Pinzón

 

La Selección Colombia no solo expone ante el mundo lo mejor de nuestro fútbol, sino la historia de sus jugadores: sus sufrimientos, esfuerzos, creencias y alegrías, es una muestra de la vida de millones de colombianos. Esta historia es un espejo donde se pueden ver las realidades de nuestro país. Muchos de los miembros de la Selección vienen de la marginalidad y pobreza, pero con su esfuerzo y dedicación, encontraron el progreso económico y social en el fútbol.

Como casi todos los muchachos, los de la Selección cantan y bailan: Juan Fernando Quintero no sólo es amigo de Maluma, sino que hace sus propios videos de reggaetón. José Heriberto Izquierdo es un DJ en sus ratos libres y con frecuencia, pone a sonar a Neil Diamond. Luis Fernando Muriel, en cambio, es más tradicional: toca el acordeón y cuando puede, cuida los caballos de su finca. Al dejar atrás tantas carencias y sufrimientos y perseguir con ahínco sus sueños, nuestros futbolistas, han puesto a soñar a todo un país, como sucede actualmente con la Selección Colombia Sub 20 que está participando en el mundial de Polonia. Cuando bailan celebrando sus goles, una vez más, harán gritar de alegría a todo Colombia, un país que también quiere superar para siempre el atraso, la violencia, la pobreza y la corrupción.

Resulta importante la manera como la Selección Colombia se convirtió en un factor de unidad nacional. Gracias a la Selección Colombia los niños de este país tienen un ejemplo, los jóvenes un motor y los adultos una ilusión. Ahora solo nos resta continuar con la camiseta amarilla puesta y pensar en la Copa América Brasil 2019, que comenzará el 14 de junio. Las personas somos competitivas por naturaleza y la pasión se debe sentir en cada actividad que realicemos. Si cada quien hace lo que le gusta con decisión, alcanzará cada uno de los objetivos propuestos. No es solo hacer lo que me gusta, si no que me guste lo que hago.

A partir del próximo 14 de junio Colombia va por la Copa América Brasil 2019. Lo importante es que logremos buenos resultados y no perdamos nuestra identidad futbolística. Que se genere fútbol con seguridad en la defensa, que en el medio campo se recupere y se entregue bien la pelota, que los delanteros tengan sorpresa y contundencia. La Copa América está en la recta final y Queiroz tiene que seleccionar un buen equipo, para asegurar un buen funcionamiento individual y colectivo; “no podemos dar papaya” y deben jugar los que tengan ritmo de competencia”. De todas formas Queiroz, es un técnico sencillo, carismático, alegre, espontaneo y, además riguroso y profesional, que ya completó 110 días de luna de miel con la Selección Colombia.  ¡Buen viento y buena mar profesor Queiroz! Amanecerá y Veremos.

 

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba