INVESTIGACIÓN

Concejales no deben elegir a dedo

El concejo de Isnos eligió a dedo y terminó ahogando la tercera reelección de su secretaria General, Yulieth Tatiana Idrobo. El Tribunal Administrativo del Huila precisó las pautas para la elección de servidores públicos.
1/3
Concejales no deben elegir a dedo
El concejo de Isnos, eligió a dedo y terminó ahogando la reelección de su secretaria general.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

El Concejo de Isnos, se saltó las directrices legales de carácter constitucional para la elección de la Secretaria General de la corporación y terminó ahogando sin querer su tercera reelección.

De ahora en adelante, el nombramiento de servidores públicos debe hacerse previa convocatoria pública con un procedimiento de selección y no a dedo o por una proposición, como ocurrió en Isnos.

El caso, el primero que se registra en el Huila, sirvió para precisar los alcances de la normatividad que debe aplicarse por analogía para el nombramiento de servidores públicos por parte de los concejos.

Los vacíos normativos generados con la última reforma política sobre equilibrio de poderes, dejó en el limbo, entre otros este procedimiento para el nombramiento de funcionarios por parte de las corporaciones públicas.

La falta de pautas reglamentarias generaron en el país duras polémicas en la mayoría de los concejos del país, entre ellos el de Neiva. Sin embargo, mientras el Congreso expide la reglamentación en este campo el Consejo de Estado impartió nuevas pautas que consagran como obligatorias la convocatoria pública y las etapas del proceso de selección para su designación.

El Tribunal Administrativo del Huila recogiendo esas directrices, decretó la nulidad de la elección de la funcionaria elegida a dedo, como un trofeo de la coalición mayoritaria y fijó los derroteros que deberán aplicarse en estos casos.

La elección

La funcionaria Yulieth Tatiana Idrobo Burbamo fue elegida inicialmente para el período 2017, previo trámite de una convocatoria pública, siendo reelegida el 30 de noviembre de 2017 para el año siguiente.

En la sesión ordinaria  realizada el 16 de noviembre de 2018 la corporación se propuso reelegirla por segunda vez aprovechando la coalición mayoritaria liderada por concejales de la U y del Partido Liberal. Solo que esta vez lo hicieron saltándose los procedimientos legales ya establecidos.

La funcionaria, postulada por el movimiento Aico obtuvo siete de los trece votos siendo reelegida para un nuevo periodo como Secretaria de la corporación.

Al día siguiente (17 de noviembre de 2018) la mesa directiva de la corporación expidió la Resolución No. 017 protocolizando la nueva reelección para el 2019.

La funcionaria tomó posesión el 21 de noviembre de 2018 y empezó a ejercer el cargo a partir del primero de enero hasta el 31 de diciembre de 2019.

La demanda de nulidad de su nombramiento fue instaurada por el concejal Yimi Samboni Chilito, argumentado que se violó los procedimientos normativos.


Los concejales harán a partir de hoy la nueva convocatoria.

Los argumentos

El concejal demandante, argumentó que en años anteriores se había adelantado el proceso de convocatoria pública pero esta vez la coalición mayoritaria omitió la normatividad, viciando de nulidad la designación.  “Varias veces lo advertimos, pero no valió la argumentación jurídica, se hizo a pupitrazo limpio, por eso ejercimos este medio de control”, aseguró Sambonní.

“Si bien se podía reelegir, había que hacerlo respetando los parámetros legales que ya se habían establecido. Cualquier elección de las corporaciones públicas debe estar precedida del procedimiento de convocatoria pública y no necesariamente de un concurso”.

Este mismo debate generó encendidas controversias en varios concejos del país, incluyendo el de Neiva. “El reglamento interno establece que el secretario puede ser reelegido, lo cual se hizo previa proposición realizada con un día de antelación la que fue acogida por la mayoría, por lo que el procedimiento de reelección se hizo acorde a la normatividad y conforme concepto jurídico previamente solicitado”, insistió el apoderado de la corporación.

La nulidad

El Juez Sexto Administrativo de Neiva, en sentencia proferida el 30 de mayo de 2019 declaró la nulidad de la elección de la funcionaria.

El acta 69 del 16 de noviembre de 2018, indica que se presentó una proposición el día anterior para la reelección de la secretaria general, por lo que no se respetó el término de tres días de antelación, establecido en el reglamento interno.

En su criterio, tampoco se tuvo en cuenta los parámetros legales. En efecto, el artículo 126 de la C.P., modificado por el Acto Legislativo 2 de 2015, establece que en las corporaciones públicas debe existir una convocatoria pública conforme lo fije la ley para la elección de servidores públicos. A su vez, la Ley 1904 de 2018, artículo 12, indica que se aplica por analogía y como no había otra ley que regule el procedimiento, era aplicable esta ley.

“Estos dos mandatos fueron olímpicamente desconocidos. Por lo menos no debieron desconocer los tres días de antelación y realizar la convocatoria”, concluyó el togado. El funcionario declaró la nulidad de la Resolución 017 del 17 de noviembre de 2018. La decisión pasó a segunda instancia.

El segundo fallo

“Conforme al artículo 126 de la constitución política, la elección del secretario del concejo municipal de Isnos, por ser servidor público elegido por esa corporación debía estar precedida de una convocatoria pública conforme parámetros similares a los del Contralor General de la República”, afirmó el magistrado Enrique Dussán Cabrera.

De acuerdo con la Ley 1904 de 2018 conllevaba realizar el procedimiento de la convocatoria, inscripción, conformación de lista de elegidos, la realización de una prueba, fijación de criterios de selección, entrevista, conformación de lista de seleccionados y luego la elección.

“Por reelección, ha de entenderse como la acción de volver a elegir; esto es, para el caso puntual, la opción de volver a escoger o votar mayoritariamente a quien venía desempeñando el cargo de secretaria, lo cual podría hacerse en cabeza de quien venía ejerciendo el cargo, pero aplicando el procedimiento anteriormente reseñado”.

El hecho de que la Ley 136 de 1994 faculte al concejo municipal para, en su criterio, reelegir como secretario a quien viene desempeñando las funciones, quedó constitucionalmente supeditado a que esa escogencia se pueda efectuar previa realización del procedimiento antes descrito.

Esa discrecionalidad, en su criterio,  está condicionada y debe ser adecuada a los fines de la norma que la autoriza, y proporcional a los hechos que le sirven de causa.

En el presente caso la norma que la autoriza está sujeta a una convocatoria previa y su correspondiente procedimiento fijado por la ley y no otro.

En estas condiciones, el Tribunal Administrativo del Huila declaró la nulidad de la Resolución 017 donde se protocolizó la reelección y por lo tanto el nombramiento quedó sin respaldo legal. La decisión quedó en firme.

Según el concejal demandante, Yimi Sambonni Chilito, los fallos de primera y segunda instancia, confirmaron las observaciones que se formularon en su momento y que fueron desconocidas por la coalición mayoritaria.

La funcionaria fue suspendida del cargo, una vez se produjo el fallo de primera instancia y en su reemplazo se realizó un nombramiento en provisionalidad. Ahora, al confirmarse la nulidad del acto administrativo, la secretaria provisional, Patricia Cerón, tendrá que dejar el cargo.

“Aclarado el panorama legal, el Concejo hará hoy la convocatoria pública para escoger a la nueva Secretaria General, previa convocatoria, como está normado”, aseguró el concejal Sambonni Chilito del Polo Democrático.

Yimi Sambonni, concejal demandante

Las pautas

Para la elección de los secretarios de los concejos municipales se debe aplicar la analogía prevista en el parágrafo transitorio del artículo 12 de la Ley 1904 de 2018, y por tanto, tienen aplicación las disposiciones de esta ley que resulten pertinente a dicha elección, mientras el Congreso de la Republica la regula, conforme a lo establecido por el inciso cuarto del artículo 126 de la Constitución Política”.

Mientras el Congreso de la Republica regula las demás elecciones de servidores públicos atribuidas a las corporaciones públicas conforme lo establecido en el inciso cuarto del artículo 126 ,de la Constitución Política; a presente ley se aplicara por analogía».

Según la Ley 136 de 1994 el Concejo Municipal elegirá un secretario para un periodo de un año, reelegible a criterio de la corporación y su primera elección se realizara en el primer periodo legal respectivo. Sin embargo, esta norma fue modificada con la reforma política (Acto Legislativo 02 de 2015) y fijó una pauta novedosa;

«Salvo los concursos regulados por la ley, la elección de servidores públicos atribuida a corporaciones públicas deberá estar precedida de una convocatoria pública reglada por la ley, en la que se fijen requisitos y procedimientos que garanticen los principios de publicidad, transparencia, participación ciudadana, equidad de género y criterios de mérito para su selección».

Como se observa, esta norma superior establece que «salvo los concursos regulados por la ley», la elección de servidores públicos asignada a corporaciones públicas, como son los Concejos Municipales, debe hacerse previa una convocatoria pública reglada por la ley.

Esta norma constitucional, al introducir la modalidad de convocatoria pública reglada por la ley, con determinación de los requisitos y procedimientos modificó por ser de superior jerarquía normativa y además, posterior, los antiguos parámetros sobre la elección de los secretarios de los concejos. Estos parámetros no se respetaron en el caso de Isnos lo que generó la nulidad.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba