COLUMNISTAS

El polígono arqueológico

El polígono arqueológico
1/1
El polígono arqueológico

Albeiro Castro Yépez

Como tantas veces se ha dicho el departamento del Huila soporta su atractividad turística en los patrimonios natural y cultural, en materia cultural la arqueología ha alcanzado reconocimiento mundial gracias a que la UNESCO le confirió en el año 1995 el carácter de Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad a los Parques de San Agustín, Alto de Los Ídolos, Alto de Las Piedras y Tierradentro, este último ubicado en jurisdicción del departamento del Cauca. Sin desconocer la existencia de vestigios en la franja territorial a la que coloquialmente se le ha denominado polígono arqueológico, franja que abraza lo que hoy se conoce como municipios de Saladoblanco, Oporapa, La Argentina y La Plata, lugares donde se percibe que la exploración científica está congelada. Tema que por su importancia anima a soñar se constituya en una bandera de los actuales candidatos a las alcaldías municipales y por supuesto de quienes están en la competencia por llegar a la Gobernación del Huila, de hacerse realidad se conformaría de manera real lo que desde 1945 se denomina “Circuito Turístico del Sur”, ampliamente difundido en el mercado europeo. Si bien, hoy no se espera se construyan parques arqueológicos similares a los ya existentes, si se tiene la esperanza de contar con museos de cuarta generación.

Pero el desarrollo turístico del polígono arqueológico no solamente depende de los avances en investigación científica y construcción de museos, también reclama la construcción de la red vial, entre ellas, la via que del municipio de La Argentina conduce al municipio de Oporapa, sitio al que una vez se llegue, el turista encuentre a su disposición las opciones de continuar a Pitalito o explorar el territorio saladeño por la ruta  Morelia-Isnos, vías que si nuestros líderes y dirigentes regionales hubiesen construido con especificaciones de confortabilidad y seguridad, hoy serian la solución al triste episodio de la Troncal del Magdalena, via que además de las dificultades causadas por el daño de Pericongo se le suma la falla del Quimbo, emergencia vial que ya le genera impactos negativos al Índice de Ocupación Hotelera de los municipios del entorno arqueológico del sur del departamento del Huila.

Como el vocablo turismo está de moda, se sugiere a quienes lo pronuncian más de mil veces diarias se ocupen de la zona norte, en particular el municipio de Colombia que también alberga en su seno importantes vestigios arqueológicos que igualmente están a la espera de la reanudación de la investigación científica y por supuesto de su puesta en escena como un importante insumo para su desarrollo turístico. Hoy cuando se habla de economía naranja e innovación estos temas de investigación científica y aplicada caen como anillo al dedo, especialmente para las universidades que desarrollan programas de antropología y turismo.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba