COLUMNISTAS

Avales ‘envenenados’…

Avales ‘envenenados’…
1/1
Avales ‘envenenados’…

Por: Francisco Argüello

Pensé que esta vez algunos partidos políticos se pondrían serios y sacarían a escobazos de las listas a alcaldías, concejos y Asamblea a aspirantes cuestionados en el Huila. Sin embargo, fui iluso. Pedro Hernán Suárez gozó del aval del Partido Liberal- La U se resistió a hacerlo-, pese a la lluvia de investigaciones y cuestionamientos por el estadio Plazas Alcíd. No importaron los muertos de la mega obra, tampoco una Procuraduría lenta (el procurador Fernando Carrillo anunció resultados para junio pasado y no cumplió), ni otros organismos de investigación. Pedro Suárez será diputado por encima de cualquier cosa.

Por su parte, el casi cadavérico Partido de La U desvergonzadamente aplaudió a otro cascajo: Octavio Conde, condenado por corrupción para la  Alcaldía de Aipe, Huila. Le importó un pimiento su prontuario y que su familia, ‘Los Conde’, hicieran parte del festín que despilfarró regalías petroleras en ese pueblo. Desgraciamente, los aipunos tienen lo que merecen: pobreza y ruina. Conde, esta vez, volverá a ganar.

En cambio, aplaudo al Partido Verde, quien por fin hizo eco a su verdadero caballo de batalla: la lucha contra la corrupción. Le quitó el aval a un Carlos Sterling, quien estuvo preso por el escándalo de la compra de la Contraloría y Personería de Neiva y quien buscaba premio: brincar del Concejo a la Asamblea. Hizo campaña, reuniones, fiestas, pero lo bajaron del atrio.  Bien hizo Óscar Urueña en no lanzarse de nuevo a la Asamblea por ese partido porque estaría doblemente frustrado. Hoy posa bien atrás en las fotos de Virgilio Huergo, su pupilo.

Felipe Hernández, el presidente del Concejo de Neiva, también de ‘Los Verdes’, se quedó con el baile listo porque el sueño de repetir cabildo, se le opacó. Su partido no le perdonó su investigación por utilizar presuntamente dineros de la ESE Carmen Emilia Ospina para llegar al cabildo hace cuatro años.

Jesús Garzón- quien buscaba repetir candidatura al Concejo de Neiva-, la tuvo difícil con el aval. El Partido Conservador amagó con arrebatárselo de sus manos, pero al final, lo obtuvo. La misma suerte arropó a  Elbert Yesid Pinzón, excalcalde de Palermo, a quien quisieron  retirarle el apoyo godo a la Asamblea por sus múltiples cuestionamientos. Sin embargo, es zorro, hizo lobby y lo obtuvo.

Por cierto, ¿será que Marco Antonio Molina Mazabel, a quien el Partido Conservador avaló a la Alcaldía de Oporapa, ya solucionó su situación académica? Hasta 2016 lo denunciaban por mostrar un diploma falso que lo acreditaba como tecnólogo en contabilidad y finanzas de la Universidad de Ibagué. El supuesto grado fue el 23 de junio de 2006, pero el 21 de abril de 2016  María del Pilar Cedeño, entonces jefe de admisiones y registro del Alma Mater, certificó que el hoy candidato no pisó dicha universidad. Y allí tampoco se brinda ese programa académico.

Nota uno: Eso de deslegitimar las encuestas de los medios sin conocer los resultados me parece una jugada sucia en que no debería caer ningún partido político. O, ¿qué dirán algunos (no todos) godos que quisieron enlodar a LA NACIÓN por los resultados de la encuesta de ayer domingo si los únicos ganadores fueron ellos?

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba