El hombre de 19 años de edad, oriundo del municipio de Campoalegre Huila, tenía orden de captura emitida por la Fiscalía 11 de la Unidad Especializada, por los delitos de porte ilegal de armas de fuego y de homicidio agravado.

Siendo menor de edad, habría sido el responsable del homicidio, el 27 de febrero de 2017, del joven Arnulfo Pinzón, hijo de la líder de la Mesa Departamental de Víctimas, Derly Pastrana Yara. Los hechos se registraron en el barrio Centenario de la ciudad de Neiva.

Tras algunos meses de permanecer en un centro especializado para adolescentes, alias Kevin Tapias se dio a la fuga, para al parecer, asesinar a Héctor Rivera, conocido como Morocho. El fallecido, según las investigaciones, era líder social del partido político, Farc, asesinado el pasado 5 de julio.

Su prontuario no termina aquí, el sujeto era el encargado de amenazas a ciudadanos de las Comuna Ocho, inteligencia delictiva a líderes sociales con el fin de ejercer presión y siendo el cabecilla de la red sicarial, tenía la misión de realizar actividades delictivas para lograr el transporte de grandes cargamentos de estupefacientes, principal actividad del Grupo Delincuencial Organizado Los Caqueteños.

La captura, se registró en un conjunto residencial de la ciudad de Neiva, cuando personal del Gaula Militar Huila y del CTI Bogotá, con previa orden, realizaron el allanamiento del inmueble. El hombre en su intento por huir de las autoridades, se escondió dentro un pequeño depósito del apartamento, sin embargo, tras una inspección rigurosa fue capturado al tiempo que se le dieron a conocer sus derechos.

Con su captura se afecta significativamente el GDO Los Caqueteños, al neutralizar uno de los eslabones más significativos para el fortalecimiento de su estructura económica.