ALDETALLE

Desde el lunes habrá paso las 24 horas por Pericongo

Desde el lunes habrá paso las 24 horas por Pericongo
1/1
Desde el lunes habrá paso las 24 horas por Pericongo

La eliminación de la restricción nocturna a la movilidad vehicular por Pericongo
a partir del lunes próximo y la restauración del tránsito en ambos sentidos en el mismo sector en 45 días, fueron algunas de las acciones que frenaron un probable paro del gremio transportador en el sur del Huila. Hoy el Ministro de Transporte encargado, Manuel Gutiérrez visitará el Departamento para responder otras solicitudes del sector.

Lucía Sánchez

huila@lanación.com.co

Paso las 24 horas por Pericongo a partir del lunes, restauración del tránsito en ambos sentidos en el mismo sector en 45 días e inicio de obras en el kilómetro 21 en la vía Gigante – Garzón, fueron algunas de las acciones que frenaron un inminente cese de actividades del gremio transportador en el sur del Huila.

Luego de tres días de mesas de trabajo entre el sector transportador y el Gobierno Departamental, donde varias de las peticiones del gremio fueron respondidas, en la noche de ayer transportadores surcolombianos desistieron definitivamente de las vías de hecho.

Y es que a las 6 de la tarde del 1 de agosto culminaba el plazo de tres días otorgado por el gremio transportador al Gobierno Departamental y Nacional para que plantearan salidas a seis peticiones que buscan mitigar la crisis vial que enfrenta el departamento del Huila.

 “En 24 horas la Anla y Cam adquirieron el compromiso de otorgar licencias para que Enel Emgesa inicie las obras de recuperación del tramo afectado entre los municipios de Gigante y Garzón. En 21 días paso provisional y en 90 recuperación total del tramo”, expresó anoche el gobernador del Huila, Carlos Julio Gonzales Villa.

El mandatario agregó que “este fin de semana iniciarán las obras para habilitar el segundo carril en el puente del Diablo en el sector de Pericongo, con una duración de 45 días. Además, desde el día 5 de agosto habrá paso las 24 horas”.

Al respecto, Marino Castro Carvajal, gerente de Cootranshuila, dijo que “no habrá paro de transportadores, se llegó a varios acuerdos gracias a la presión del gremio en el sur del país. Entre ellos, el próximo domingo se realizará la adecuación del puente Lombricera en la vía Zuluaga”, expresó.

Cabe recordar que el cese de actividades programado por el sector para las primeras horas del pasado martes, fue aplazado el lunes anterior en la noche, luego de que ese día el Gobierno Departamental asistiera a una reunión con el gremio, donde fueron establecidos tres días de plazo, desde el momento, para que el Gobierno Nacional y Departamental respondieran seis peticiones de los transportadores.

El gremio, en primera medida, pedía conocer los tiempos estimados para recuperar la transitabiliad hacia el sur del país. A lo anterior, el pasado martes en horas de la tarde la empresa Enel–Emgesa respondió con la entrega del informe de los estudios y diseños de ingeniería de detalle, donde especifica las dos fases de intervención contempladas a corto y largo plazo para la recuperación del corredor vial en el sector del kilómetro 21 entre Gigante y Garzón.

Ante otro de los requerimientos, Invías está realizando la re-evaluación de carga de los puentes de la vía Garzón–Zuluaga-Gigante para determinar acciones en lo concerniente al transporte de pasajeros. “Estamos evaluando si es posible que por esta vía alterna, destinada al tráfico liviano, se puede pasar no 30 sino 40 pasajeros con el fin de mitigar las pérdidas en el sector transportador y disminuir los traumatismos de los ciudadanos”, dijo el Gobernador del Huila, Carlos Julio Gonzales Villa.

Finalmente, ante la exigencia del mantenimiento de la vía nacional Isnos–Paletará–Popayán y la solicitud del subsidio al combustible por las pérdidas económicas, hoy viernes el Ministro de Transporte encargado Manuel Gutiérrez dará a conocer las decisiones al respecto, en su paso por la ciudad de Neiva.

En adelante la dirigencia departamental y el sector transportador llevarán a cabo mesas de trabajo cada ocho días para evaluar la ejecución del cronograma de acciones que permitirán solucionar la emergencia vial que enfrenta el Departamento.

Calamidad pública en Gigante

Con el fin de agilizar todos los tiempos e iniciar inmediatamente la rehabilitación de la vía por un carril en 21 días, obras a cargo de Enel-Emgesa, el día de ayer el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Gigante autorizó la declaratoria de calamidad pública para enfrentar la crisis que se registra en el sector de la vía nacional entre Gigante y Garzón.

El acto administrativo expedido por la Alcaldía de Gigante contiene un Plan de Acción Específica, para enfrentar la crisis, además, permite la concurrencia de esfuerzos de orden nacional para apoyar las soluciones en materia vial y la mitigación de los efectos socioeconómicos que ha traído a la región.

Y es que las afectaciones socioeconómicas en el municipio cacaotero del Huila incrementan con el pasar de los días. “Por Gigante pasan anualmente más de 130 mil turistas a visitar San Agustín y los municipios del sur, aquí tenemos fincas agro turísticas, entre más tiempo transcurra más aguda será la situación. Asimismo, el hospital local tiene categoría de primer nivel, por lo cual el municipio depende del hospital de Garzón para las atenciones más avanzadas”, manifestó Josué Manrique Murcia alcalde del municipio.

El mandatario municipal además expresó su preocupación por la situación que enfrentan los habitantes del centro poblado ‘Rio el Oro’: “esta localidad quedó al otro extremo del tramo donde se perdió la banca, los pobladores dependen de Gigante y para recibir servicios de salud deben dar una vuelta de 66 kilómetros, cuando estamos solo a 14 kilómetros. Esta comunidad antes del llenado de la represa El Quimbo dependía de cultivos como el arroz, el cacao, actualmente las personas de la zona devengan sus ingresos de ventas que tienen a los costados de las vías”.

“Recesión económica en Garzón”

Pero si por Gigante llueve por Garzón no escampa. Edgar Bonilla Ramírez alcalde del municipio diocesano del Huila aseguró que “la situación en Garzón es muy complicada, estamos en una recesión económica tremenda por la crisis vial que padece el Departamento. La afectación en el transporte público, la hotelería, el comercio, los restaurantes es preocupante”.

Bonilla Ramírez agregó que Garzón es el municipio más afectado con esta crisis vial, ya que está aislado, no tiene vía hacia Florencia y está incomunicado con Neiva… “estamos cuantificando, aquí tiene que darse un debate en torno a responsabilidades y quién va a suplir la afectación socioeconómica de la comunidad de Garzón”. El municipio también ha tenido problemas con el traslado de los residuos sólidos hacía la capital del Huila, actualmente la empresa prestadora del servicio está gastando 14 horas de viaje aproximadamente. Además, el suministro de gas domiciliario ha presentado racionamiento permanente.

Aunado a la emergencia vial, de acuerdo al funcionario, el llenado del embalse El Quimbo ha impactado el sector de la construcción en el municipio. “La cadena de la construcción ha sido muy afectada por esta situación, porque se inundaron los sitios de extracción de material de playa, lo que encarece los productos como la arena y el balastro, pues hay dificultad para conseguirlos”, explicó el mandatario municipal.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba