ALDETALLE

Salud del magisterio, la interminable crisis

Mientras los docentes exponen demoras en las citas para medicina especializada, deficiencia en la entrega de medicamentos, entre otras dificultades, la entidad operadora del servicio de salud en el Huila, dice no tener la percepción de que la situación “sea tan caótica”.
1/1
Salud del magisterio, la interminable crisis

Demoras en las citas para medicina especializada, deficiencia en la entrega de medicamentos, tardanza en remisiones y en las cirugías, son algunas de las dificultades más recurrentes en la prestación del servicio de salud para los docentes del Huila.

El malestar se extiende a los más de 8 mil educadores en el departamento, pues mes a mes les descuentan de sus sueldos el dinero correspondiente al pago de la salud, pero el servicio no es digno. Las mayores dificultades se presentan en los municipios, que es donde hay centros de atención de primer nivel.

Adelaida Cuenca, presidenta de la Asociación de Institutores Huilenses, Adih, aseguró que, ante la deficiente prestación del servicio de salud para el gremio, se realizó ayer una jornada departamental de protesta, donde participación de una ‘quejatón’ con el fin de recoger y radicar las quejas de los docentes y ponerlas en conocimiento de las entidades que deben responder por la problemática.

“La quejatón permitió radicar las quejas ante el prestador de salud nuestro, que es Emcosalud y, desde luego también a Tolihuila, la entidad operadora, que se encarga de regular todo el proceso de contratación con los prestadores. La demora en las citas y procesos de remisiones a medicina especializada, tardanza en la entrega de medicamentos y en la asignación de agenda para cirugías, nos tienen preocupados”, expresó la presidenta de la Adih.

“Queremos mantener nuestro régimen especial”

La representante de la Asociación de Institutores Huilenses, además recalcó que en el gremio siempre han sido claros en la intención de mantener el régimen especial, porque este ha sido una garantía para el Magisterio en todo el proceso de prestación del servicio de salud. “Creemos que hay que mejorar algunas de las condiciones del mismo, en esta situación hay corresponsabilidad entre Emcosalud que es el prestador, Tolihuila que es el operador, la Fiduprevisora que debe cancelar las deudas pertinentes a los operadores, y el proceso que tiene que hacer el Gobierno, para garantizar la salud digna de los maestros del departamento”, precisó.

“No tengo la percepción de que el servicio sea tan caótico”

Elvia Esperanza Castro Torres, representante legal de la Unión Temporal ToliHuila, entidad operadora del servicio de salud en el Huila, le salió al paso a los reclamos de los docentes, y aseguró, que si bien en cierto recibe algunas quejas de parte del gremio, no tiene la percepción de que el servicio sea “tan caótico”, además dijo que se presenta un alto nivel de inasistencias a las citas por parte de los profesores.

“Mantengo en comunicación permanente con los integrantes de la afiliación sindical, he conocido algunos inconvenientes en la prestación del servicio, en los casos en que se amerita, se ha hecho la intervención respectiva, pero no tengo esa percepción de que el servicio sea tan caótico, como para convocar al evento que se realizó ayer”, indicó la representante.

Según Castro Torres, el mayor inconveniente en la prestación de servicios de salud a los docentes, se percibe en el acceso a citas de medicina especializada, sin embargo, dijo que en algunos casos se ha evidenciado que no se ha hecho el trámite o la solicitud correspondiente, por otro lado, manifestó la preocupación por el alto nivel de inasistencias a las citas por parte de los docentes, pues aseguró que esa variable genera desperdicio de recursos e impide la posibilidad a otros usuarios de acceder.

“Para el caso de los municipios, los usuarios reciben la atención en la red hospitalaria pública donde se atienden los servicios de primer nivel que es la capacidad de cada hospital, se había notado inconformidad en algunos pueblos, pero lo que reciben los pacientes en cada municipio corresponde a lo que tienen en disponibilidad en ese lugar”,
precisó.

De acuerdo a la representante legal de Tolihuila, en algunos otros municipios como Neiva, Garzón, Pitalito y La Plata, hay sedes disponibles para que los usuarios accedan a algunas atenciones y realicen trámites administrativos para servicios de mayor complejidad.

Finalmente, dijo que estará muy atenta a las quejas radicadas por los docentes el día de ayer en la protesta, “y de acuerdo a lo que se reciba se hará el análisis y atención. No tengo la percepción de un mal servicio como lo dicen, pero hay que escuchar a los docentes y revisar qué requiere mejora”, finalizó.

Demora en remisión
Leonel Herrera Valencia de 69 años de edad le entregó su vida entera a la docencia, hasta hace 10 años que le diagnosticaron diabetes. Actualmente, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos en la Clínica del Tolima, esperando que lo remitan a otro centro médico donde le practicarán un examen de video-telemetría, el cual permitirá a su familia conocer si aún está con vida, pues presenta una falla multi orgánica.

Según María Eugenia Herrera, hija del docente, en la Clínica del Tolima no le pueden hacer el examen a su padre porque el convenio no incluye estudios de este tipo.

“En este momento al verlo en las últimas, uno espera que al menos lo entiendan dignamente. A pesar de que mi padre como pensionado del Magisterio cotiza doblemente, pues cotizó como docente y ahora sobre la pensión, el servicio ha sido muy deficiente, llevamos diez años en esta situación, siempre esperando una cita con especialistas, luego cambian los prestadores del servicio, ahora a la expectativa de una remisión, Emcosalud espera que los pacientes se mueran”, manifestó.

Ayer en la tarde la Eps se comprometió a agilizar los trámites, para la remisión de Leonel a otro centro médico, donde se le pueda practicar el examen, por lo que hoy su hija María Eugenia estará a la expectativa.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba