Centrales

De lo ilegal a lo social, camas para los ancianos de Pitalito  

Los internos de la cárcel de Pitalito dentro de su proceso de resocialización, utilizaron madera ilegal para elaborar camas que fueron donadas al ancianato San José del Valle de Laboyos.
1/16
De lo ilegal a lo social, camas para los ancianos de Pitalito   

Con la madera ilegal decomisada por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, dentro del ejercicio de autoridad ambiental que realiza en el Huila, fueron beneficiados los abuelos y abuelas que viven en el ancianato San José del municipio de Pitalito.

Esta labor social es el resultado de un convenio celebrado entre el Centro Penitenciario y Carcelario de Pitalito y la entidad ambiental; permitiendo que el material forestal incautado por no contar con los permisos exigidos para su movilización, fuera entregado para que los reclusos, dentro de su proceso de resocialización, elaboraran camas que beneficiarían a los ancianos del Valle de Laboyos.

En total fueron elaboradas 32 camas que mejorarán la calidad de vida de los abuelos.

“Hicimos entrega de una muy bonita labor social conjunta, que consiste en la entrega de 32 camas con destino a los abuelos del ancianato San José de Pitalito. Es una hermosa labor social en la que confluyen instituciones como la CAM, el Inpec de Pitalito, el ancianato y algo supremamente valioso, que es el trabajo de los internos dentro de su labor de resocialización”, narró Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

Al menos 15 internos trabajaron arduamente durante más de tres meses, para lograr la elaboración de estos dormitorios que ahora están a disposición de estos abuelos laboyanos.

“Invitamos a las empresas de Pitalito para que se vinculen a esta labor social y que enriquezcan estos procesos. Démonos cuenta que la Corporación dona las maderas, pero se requieren otros elementos como pinturas, lacas, tornillería y otros elementos para llevar a feliz término esta labor que beneficia a una población muy necesitada”, enfatizó Cuéllar Medina.

Vale la pena recordar que con la cárcel de Rivera el año pasado se realizó un trabajo similar, en el que los internos elaboraron cerca de 100 camas, sillas, juguetes en madera, entre otros elementos que favorecieron ancianatos, hogares de pasos, hogares infantiles, iglesias, hogares de bienestar, entre otros.

Según Álvaro Camilo Gómez, director del Inpec de Pitalito, “estamos muy agradecidos con la CAM, porque junto al Centro Reclusión de Pitalito logramos sacar adelante esta labor social y suplir unas de las necesidades más sentidas que tenía el ancianato San José”.

Entre tanto, Mercedes Cano, directora del Ancianato San José de Pitalito, enfatizó que gracias a esta estrategia ambiental y social, se atiende a esta población olvidada.

“Estamos recibiendo estas camas que nos donó la CAM con el Inpec de Pitalito, agradecemos infinitamente esta obra social que beneficia a esta población olvidada de la sociedad, teníamos camas de tubo que ya estaban deterioradas y ahora las podemos reemplazar por camas de madera, las cuales llegaron en buen momento para el ancianato”, agradeció Cano.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba