COLUMNISTAS

Ventana médica                     Al ataque

Ventana médica                     Al ataque
1/1
Ventana médica                      Al ataque
Jorge Luis Salcedo Restrepo

Jorge Luis Salcedo Restrepo

Cuando ustedes ven en los reportajes periodísticos de la selva colombiana una gran zona que a diario se va desforestando, y que simultáneamente grandes camiones transportan los inmensos troncos  cortados en tractomulas por entre la misma manigua a la que se le ha abierto carretera. Uno se pregunta: ¿Qué hace el ejército al respecto? ¿Qué hace la policía al respecto?, ¿qué hace el Ministerio del Medio Ambiente, o, que hacen los Municipios y Departamentos al respecto? Igualmente a uno no le queda muy claro cómo es que se abren carreteras entre la selva sin que el gobierno tenga conocimiento. Es lo mismo que tener aeropuertos privados en diferentes partes de Colombia sin que la Aeronáutica tenga conocimiento o haya dado la licencia.

En Chocó uno ya ni se pregunta por qué, pues es el departamento más corrupto del país, allí da tristeza ver la indiferencia de sus coterráneos, en donde a nadie le importa lo que suceda, pues sólo les interesa vivir con el día a día, pero no les interesa su futuro; todos son unos “buenas vidas” que no piensan sino en comer, beber y bailar, además de otras superficialidades de la vida.

Allí los ancestros, los ancianos, los políticos y los educadores, sólo viven para mantener unas costumbres que les mantienen en el pasado y los llevarán a la ruina y la desertización de sus tierras, además de auto convertirse en basureros, pero no piensan en sus hijos y sus descendientes.

Sin embargo no todo está en el Chocó; el Caquetá, Vichada, Putumayo y Amazonas; ellos también están siguiendo los mismos malos pasos del Chocó, y cuando se queden sin agua pues las selvas se encargan de ayudar al círculo de lluvias que se mantiene entre los mares y la tierra firme, vendrán los problemas de paros y protestas lideradas por los políticos de Derecha, Centro e Izquierda, incluyendo a los verdes, que dan vergüenza, pues sólo les interesan los contratos y sacar unas buenas tajadas para vivir sabroso el resto de sus vidas en el exterior, sin importar lo que les suceda al resto de los Colombianos.

¿Por qué no destruir  carreteras,  carros y la maquinaria (así como lo hacen contra los mineros piratas) que destruye nuestras selvas y nos trata de robar el agua que alimentará las grandes ciudades del país, no es posible y es tan difícil? ¿Para qué tenemos helicópteros y aviones bombardeos  que no se puedan usar contra quienes quieren destruir el planeta y destruir nuestras vidas matándonos de sed?

Todos los candidatos políticos son unos cobardes que no proponen defensa ecológica agresiva.

Aruz2050@yahoo.com.co

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba