COLUMNISTAS

¿Qué se avecina para la USCO?

¿Qué se avecina para la USCO?
1/1
¿Qué se avecina para la USCO?
Piero Emmanuel Silva Arce

Piero Emmanuel Silva Arce

La semana pasada la Sala Quinta del Consejo de Estado declaró la nulidad de la Resolución que le confería a la profesora Nidia Guzmán la rectoría de la Universidad Surcolombiana. De acuerdo con el fallo, se trasgredió el Artículo 126 de la Constitución Política de Colombia en el momento en el que Nidia Guzmán participó en la elección de un represente al Consejo Superior y este, siendo parte del mismo órgano, posteriormente, participó en el proceso de elección de la rectoría de la Universidad.

Ante esta situación la Universidad debe llamar a elecciones y garantizar un proceso electoral transparente para elegir a la persona que dirigirá sus destinos. Es fundamental que antes de continuar un proceso de elección se realice un análisis pausado y sesudo de lo que ha venido sucediendo en la USCO; los estamentos universitarios deben debatir sobre las causas que han provocado la inestabilidad y la ausencia de un norte académico y crítico. De no darse una discusión amplia sobre la situación de esta casa de estudios, con el objetivo de proponer transformaciones de fondo a la estructura de esta institución, su funcionamiento seguirá de tumbo en tumbo, mientras la perspectiva académica se difumina en medio de tensiones que obedecen a otro tipo de intereses.

También es central conocer las perspectivas de quienes conforman el máximo órgano de la USCO, Consejo Superior, escuchar la versión sobre lo ocurrido de quienes tienen en sus manos las decisiones más importantes de la Universidad servirá para poder trazar un camino en el que se recupere el lazo academia-sociedad. Las voces de todos los actores universitarios deben emerger para llevar a cabo un proceso donde se vuelvan a pensar sus horizontes y donde se reflexione sobre el significado de autonomía, ciencia y democracia, al interior de una institución edificada sobre un territorio clave para el desarrollo político y económico del país.

Las universidades en Colombia atraviesan por un momento difícil, hace tres semanas se conocían los hechos de corrupción ocurridos en la Distrital en Bogotá; la naturaleza y la credibilidad de estas instituciones se desvirtúan cuando se reproducen en su interior las prácticas que han sumido a Colombia en el fracaso. La deslegitimidad de la Universidad ante el resto de la sociedad es grave y se debe trabajar duro por recomponer el camino. Las problemáticas sociales le exigen a la Universidad un conocimiento pertinente para la región y el país; o se construye una Universidad para la sociedad o se fabrica una Universidad para el mercado.

Investigador grupo: Estudios Políticos

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba