COLUMNISTAS

Política sucia y desinformación

Política sucia y desinformación
1/1
Política sucia y desinformación

Julio Enrique Ortiz Cuenca

En la antesala de las elecciones las campañas se tensionan, la pasión domina la razón y se olvidan los programas y proyectos del futuro. Solo se habla de encuestas y en algunas se promueven los falsos rumores, calumnias e injurias.

El Huila que otrora era ejemplar e imperaban las buenas costumbres y la política decente, se ha contaminado el ambiente electoral con la aparición de la política sucia, la desinformación y la propaganda negra,

A falta de ideas y argumentos temáticos se acude a señalamientos peligrosos e irresponsables que contaminan el debate electoral y puede incubar actos de violencia al hacer circular propaganda e informaciones que no corresponden a la verdad, acusaciones sin fundamento que estigmatizan a los candidatos y simpatizantes.

Sí a un candidato lo apoyan sectores de izquierda, los señalan de  estar al servicio de la subversión ,  terrorismo ,  disidencias de las Farc , ELN o   castro-chavismo; o sí lo respaldan  sectores de derecha lo acusan que  van revivir los grupos paramilitares y los falsos positivos ; a otros   candidatos que están financiados por las multinacionales o  los carteles del narcotráfico ; política sucia de rumores, calumnias e injurias  que no se puede permitir que prospere ,   porque perturban el sano criterio de los electores  quienes tienen derecho a la verdad y elegir libremente .

La utilización de la propaganda negra es lo más abominable en la política, siendo considerada el cáncer de la democracia y la moral de los pueblos. La usan quienes carecen de liderazgo e ideas, buscando con el engaño, el rumor y la mentira, desinformar, desorientar y manipular la opinión pública.

Goebbels ministro de propaganda de Hitler, consideraba que en materia de propaganda política se tenía que renunciar a toda consideración moral; que si una mentira se repite termina convirtiéndose en verdad; que se deben emitir informaciones equivocadas y falsas en forma constante, para que el adversario no alcance a contestarlas y el público desvié su atención a otros asuntos. Para Goebbels la propaganda negra era la principal arma de guerra para aniquilar al enemigo.

J.J. Rendon consultor latinoamericano de origen venezolano, asesor de varios presidentes en Colombia, maestro en el arte de las noticias falsas y la desinformación, autor del método de la clínica del rumor ´por medio del cual se distorsiona la verdad, considera que en política no hay ética y que la moral es asunto de filósofos. julioenriqueortiz@yahoo.com

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba