COLUMNISTAS

Juego limpio

Juego limpio
1/1
Juego limpio

 

 

Rodrigo Villalba Mosquera

Estamos viviendo una contienda electoral convulsionada por cuenta de las denominadas redes sociales, herramienta fundamental en el contexto moderno de la comunicación, que infortunadamente está siendo utilizada en forma negativa, no para llegar y aportar a la ciudadanía, sino para manipular negativamente, en este caso la intención de voto.

Encuestas amañadas, mensajes falsos, memes y propaganda negra difundida por medio de perfiles falsos, siempre buscando enlodar el nombre de una persona, engañar al electorado, degradando de paso el ejercicio de la política. Las redes sociales, saturadas de basura, terminan decepcionando a la ciudadanía, causando un enorme mal a los procesos democráticos.

Un pésimo ejemplo se registró esta semana, cuando algunos directivos de la otra campaña, intentando utilizar ‘la estrategia del miedo’, difundieron una foto de la senadora Aída Avella, sobreviviente de la UP, quien había llegado a Neiva a la presentación de un libro de Eduardo Gutiérrez (respetable dirigente) sugiriendo que con su presencia había llegado la guerrilla a las campañas regionales. Irresponsable comentario, sería como decir que, por afinidad ideológica, “las águilas negras” llegaron a la otra campaña. Por fortuna en este ejercicio electoral, en ninguna parte del departamento, se percibe presencia de organizaciones armadas al margen de la ley, además, ésta no ha sido la tradición en el Huila, de verse involucrado en esa pecaminosa alianza, que en alguna época se vio en otras regiones de la patria.

Pero lo que no podemos soslayar ni pasar de ‘agache’ es la irresponsable actitud de ciertos dirigentes que, entrando en pánico existencial por cuenta de una campaña rezagada -de la cual hacen parte- recurren a tan bajo proceder.

Flaco favor el que le hacen a la democracia difundiendo este tipo de informaciones que no solo desorientan, sino que pueden llevar a extremos catastróficos como el sucedido recientemente en Suárez, Cauca.

Sabemos que ésta es una estrategia que pretende adelantar la otra campaña para intentar remontar o revertir una tendencia que es irreversible. Dussán ya se consolidó entre los huilenses por su hoja de vida y sus propuestas. El Huila lo valora por ser un dirigente serio, decente, y como dicen las señoras, ‘todo un caballero’.

Esta es la ‘tapa de la olla’, la demostración del desespero. Lamento que sea ésta la posición de algunos directivos de esa campaña, que posan de serios, pero que angustiados por el revés electoral que se avizora, acudan a estrategias peligrosas. No jueguen con candela.

Afortunadamente el Huila no come cuento y el próximo domingo elegirá a Luis Enrique Dussán como su Gobernador, al huilense que en todas las responsabilidades asignadas ha presentado un balance favorable, a quien nadie lo puede señalar de algo indebido, por el contrario, en todas lo destacan por su comportamiento ejemplar.

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba