COLUMNISTAS

La lectura de los comicios

La lectura de los comicios
1/1
La lectura de los comicios

Esperanza Andrade

Superada la campaña política y conocidos los resultados, son varias las conclusiones que nos deben servir de enseñanza hacia el futuro para unirnos como sociedad, construir un país más incluyente y participativo, transparente y en paz, donde quepamos todos.

Las votaciones demostraron que los ciudadanos estamos cansados de la polarización que ha movido la agenda nacional en los recientes años. Por eso, el mal balance de los extremos, y el triunfo, en general, de los candidatos y corrientes identificadas con el centro y la centro-izquierda. El mensaje es claro: no más radicalización y sí espacio para las propuestas e ideas que planteen soluciones a complejos problemas sociales de seguridad, servicios públicos, empleo, movilidad, salud, educación, ambiente, etc.

Las urnas también sirvieron para expresar un rechazo rotundo a la corrupción. Ejemplo son Bogotá, Medellín y Cartagena donde candidatos con discursos por la transparencia se impusieron. Pero, ojo, no sólo es importante que los mandatarios ofrezcan un comportamiento limpio y decente, sino que sean buenos administradores y ejecutores, cumplidores de los compromisos asumidos.

El país reclamó también una transformación. Es evidente el avance de los movimientos ciudadanos, de nuevos liderazgos, renovadores, empujados principalmente por los jóvenes y por una ciudadanía viva que reclama ser escuchada para concretar un cambio. Pero a quienes representan esos anhelos les toca demostrar que no son simple ‘empaque’, ni solamente una opción golondrina, sino una nueva realidad política, que le sirve y aporta a nuestra democracia.

Ahora bien, a las colectividades tradicionales tampoco es que les haya ido mal. Tuvieron un triunfo moderado, como nuestro Partido Conservador que ganó con candidatos propios y en coaliciones gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos y ediles.  Sin embargo, hay que analizar las cosas y replantear estrategias y posturas para recuperar arraigo popular de cara a próximas elecciones. En ese empeño estamos sintonizados.

Nos preocupa el bajo número de mujeres elegidas. Solamente dos gobernadoras, en Atlántico y Valle. Y de 134 alcaldesas en 2015, pasamos a 130. Dos en ciudades capitales, Bogotá y Santa Marta. Es un tema que genera controversia y diversas opiniones, del que nos ocuparemos con más amplitud en próxima columna, anticipando que ya trabajamos en garantizar la llegada efectiva de las mujeres a la elección popular.

Felicitaciones a todos los ganadores, al gobernador del Huila, Luis Enrique Dussán, y al alcalde de Neiva, Gorky Muñoz, desde el Congreso los acompañaremos en una gestión positiva. Por ahora, lo que viene es gobernar bien, sin sectarismos y mucha acción, para resolver las necesidades de la gente, que con tanta esperanza los eligió.

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba