COLUMNISTAS

Tarjeta amarilla

Tarjeta amarilla
1/1
Tarjeta amarilla

Andrea del Pilar Bautista Perdomo

Muchos sinsabores hemos tenido durante estos días a partir del 21 de noviembre de 2019, principalmente porque las manifestaciones iniciaron con rechazo a reformas laboral y pensional del gobierno actual, ahora mismo se manifiestan muchos otros temas: como la disolución del escuadrón antidisturbios e inclusive la salida del Presidente; aunque el gobierno creó diferentes esquemas para los diálogos con las organizaciones sociales, ya se ha mostrado que no hay un punto neutral en ello; situación difícil y compleja para nosotros los ciudadanos.

Estos hechos han dejado más de 500 detenidos y han cobrado decesos fatales. Esto definitivamente ha sido un llamado al gobierno y como lo manifestó el Doctor Humberto De la Calle es una tarjeta amarilla para el gobierno.

Recordemos que el bienestar de un país depende de la inclusión social, económica y política. Pero vemos en Colombia un descontento al final del ejercicio. Lo que si debo decir es que la violencia no nos va a llevar a ningún objetivo y solo mediante el diálogo lograremos hechos claros.

Nuestra forma de gobierno que es democrática, si bien es cierto permite a todos los sectores ser actores para elegir y ser elegidos; aspectos que percibo vienen cambiando. Hoy mismo veo un gobierno que poco le interesa el acuerdo de paz, la política sigue siendo clientelista, la forma como funciona el mismo Estado que deja por fuera un gran número de colombianos.

El gobierno no puede estar lejos de la base social; las pasadas elecciones del 27 de octubre dieron un gran golpe a los tradicionales partidos, se percibe una dinámica diferente tanto en el hacer político como a quienes se eligen y eso se debe considerar y tener en cuenta.

Recordemos que Colombia es uno de los países con mayores índices de desigualdad social. Llegó la hora de cambios en la cultura política del país. Un país que se una en torno a un futuro promisorio para las actuales y futuras generaciones. No quiero ver más odio y maltrato en redes, con unos fanatismos extremos que lo único que logran es enfermar el corazón de nuestros coterráneos. La vida es una sola. No más violencia ni violentos haciendo daño. Despertemos, pero de una buena manera, expresémonos con pensamiento y haciendo obras de bien, seamos honestos, transparentes y buenos seres humanos. El amor por Colombia debe unirnos, vamos entre todos podemos.

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba