COLUMNISTAS

Desigualdad y pacto social

Desigualdad y pacto social
1/1
Desigualdad y pacto social

Por: Francisco José García Lara

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó un informe denominado “Panorama Social de América Latina – 2019”, un análisis de la situación de desigualdad en algunos países de sur y centro América.

Sobre Colombia, el informe trae datos que contrastan con el crecimiento económico que nos han estado vendiendo como un gran logro, pues de los países analizados solo Panamá tiene un índice de Gini superior al nuestro, es decir que el crecimiento económico colombiano no es uniforme para toda la población y los beneficiarios de este no son los más pobres.

Dicho informe hace especial énfasis a que en general el ascenso de la población a la clase media no es necesariamente demostración de superación de los umbrales de pobreza, ya que este grupo de ciudadanos continúa en vulnerabilidad y existe una gran posibilidad que pueda estar pronto de nuevo en pobreza por la situación de desempleo y precarización de los salarios.

Finalmente, el estudio trae una conclusión relevante que se puede resumir de la siguiente manera: “es indispensable impulsar un pacto social y fiscal para avanzar hacia una nueva ecuación entre estado, la sociedad y el mercado en una lógica de igualdad y con miras a un desarrollo sostenible, siendo imprescindible que el sistema político ejerza un rol mediador, de tal modo que se den los necesarios debates y acuerdos sobre proyectos de convivencia a largo plazo, el sacrificio de intereses inmediatos en aras del bien común y el dinamismo del desarrollo y el compromiso de todos con una sociedad mejor y una política de mejor calidad”.

Así las cosas, sobre la situación colombiana el diagnóstico de la CEPAL no genera dudas y la conclusión nos obliga a entender que la inconformidad social es real, por consiguiente, las razones que han conllevado al paro en que estamos hace unos días son incontrovertibles y este debe ser el impulso a la convocatoria y construcción del mencionado pacto social.

El problema es que el gobierno nacional no tiene el liderazgo y a los gremios poco los interesa entrar en ese pacto porque no están dispuestos a anteponer los intereses de la nación a los propios.

En consecuencia, la inconformidad se prolongará y las marchas continuaran para reclamar que se reduzca la brecha, pues el problema social de Colombia no se origina en la oposición, en la izquierda o en influencias externas, es una realidad incuestionable cimentada principalmente en la desigualdad, y solo cuando asumamos el compromiso de reducirla habremos dado el primer paso para resolverla.

     garcia.francisco@javeriana.edu.co

 

Comentarios

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba